Entrada destacada

LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO, SUS PELIGROS Y ALCANCES

lunes, 26 de agosto de 2013

Informe especial sobre Trata de Personas

Fuente: Centro de Bioética, Familia y Personas

"El delito de trata  y la prostitución voluntaria  implican la cosificación de la mujer por dinero"

El Centro de Bioética, Persona y Familia advierte que la trata para la explotación sexual y la prostitución voluntaria tienen un denominador común, que las hace inseparables: implican el sometimiento del cuerpo de la mujer a su cosificación como consecuencia de intereses económicos propios o ajenos. Así lo reveló en su reciente informe "Trata de Personas: nuevas perspectivas jurídicas y socioculturales". La investigación pretende instalar este debate a un mes del Día Internacional de la lucha contra la Trata de Personas, que es el próximo 23 de septiembre.

Según el estudio -que distingue de manera contundente la conducta de forzar a la prostitución ajena en relación a quien la ejerce de manera voluntaria-, cuando el cuerpo de la mujer se convierte en objeto de comercio se vulnera su dignidad. Para los autores de este trabajo es inconcebible la transformación de esa dignidad en un medio para alcanzar un fin económico.

La investigación, además, hace una interesante reflexión que interpela a realizarse las siguientes preguntas: ¿es la trata de personas el primer eslabón en el sometimiento a las víctimas? ¿O éstas ya están en su mayoría bajo injusticias previas que las colocan en una clara situación de vulnerabilidad? Esta última cuestión también es para los casos de aquellas mujeres que deciden prostituirse.

El documento llama la atención sobre aquellos sectores que promueven la legalización de la prostitución, ya que el proceso de erradicación de la trata de personas con fines de explotación sexual no es compatible con esa actividad. Esto implicaría que ante una denuncia la Justicia tenga enormes dificultades para distinguir si la prostitución fue consentida o no. Y así lo dejaron en evidencia los informes anuales de la Unidad Fiscal de Asistencia en Secuestros Extorsivos y Trata de Personas (UFASE), que depende del Ministerio Público Fiscal, acerca de los problemas que tuvo para demostrar la consumación de los delitos desde su creación en 2008.

"La utilización de la mujer como un objeto de consumo a cambio de dinero atenta contra su dignidad humana y alimenta negocios espurios, que tienen un trasfondo de vulnerabilidad e ignorancia social", afirma María Inés Franck, quien dirigió la investigación en el ámbito del Centro de Bioética, Persona y Familia.

El estudio estuvo a cargo de la Dra. Franck, Florencia Serdán, Ricardo Romano y contó con la colaboración de Rodrigo Rabago y Gabriela Tassone y se puede descargar gratuitamente en: http://centrodebioetica.org/2013/08/trata-de-personas-nuevas-perspectivas-juridicas-y-socioculturales/

Publicar un comentario