Entrada destacada

LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO, SUS PELIGROS Y ALCANCES

viernes, 9 de septiembre de 2016

Matrimonio, gaymonio y lesbimonio

A la unión legal de un hombre con una mujer (sexos diferentes) se le llama matrimonio. Los contrayentes adquieren la condición de familia y de esta manera perpetúan la especie humana por medio de la procreación.
Es pues la familia, la célula básica y el soporte vital de nuestra sociedad. La palabra matrimonio viene del latín matrimonium, que en su esencia quiere decir o significa: oficio ó condición de la mujer (Madre). Está claro que el oficio o condición femenina se fundamenta en la posesión de matriz. La matriz (útero) es un órgano reproductor muy especializado en los mamíferos y con el que la mujer procrea.
Por lo tanto, la unión de dos hombres (con sexos iguales y que no pueden procrear entre sí) nunca puede ser Matrimonio por rotunda imposibilidad física y biológica, ya que ninguno de los dos contrayentes posee matriz.
La posesión de la matriz, es pues el condicionante fundamental que se da para que pueda constituirse un verdadero matrimonio, desde el punto de vista físico, biológico y etimológico.
Es pues necesario inventar una palabra que aclare y diferencie esta diversidad, pues actualmente no existe ninguna en el Diccionario. De esta manera se solucionara y resolverá para siempre la actual situación extremadamente conflictiva que estamos viviendo. Se puede llamar "gaymonio" a la unión de personas varones y que naturalmente no poseen matriz.
"Gaymonio" sería una expresión, para mi muy adecuada, a la nueva situación legal de estas parejas masculinas. En el caso de ser dos mujeres (con matrices, pero que no logran realizar su condición de posibles madres, al no poder fertilizar sus matrices entre sí) se podría llamar "lesbimonio".
Y ya nadie, se vería ofendido por llamar matrimonio a lo que hablando con propiedad, nunca ha sido, es, ni puede ser.

El principio de no contradicción de Aristóteles dice claramente: una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo lo que es. Y el matrimonio, no puede ser al mismo tiempo clara y rotundamente lo que no es.
Publicar un comentario en la entrada