Entrada destacada

LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO, SUS PELIGROS Y ALCANCES

sábado, 24 de agosto de 2013

Clonación humana y células madre embrionarias: un camino equivocado

Fuente: Centro de Bioética Persona y Familia

El 15 de mayo de 2013 se publicó en la Revista científica Cell un artículo[1]que anuncia la obtención de células madre idénticas a las de una célula somática de piel a través de un proceso de reprogramación y clonación en seres humanos. La noticia causó una justificada preocupación por todas las implicaciones éticas y jurídicas de esta experimentación que pone en jaque la dignidad humana.

El procedimiento: el equipo de Tachibana y colegas afirma haber desarrollado embriones humanos genéticamente iguales a células somáticas a partir de la transferencia del núcleo de esas células a ovocitos de mujeres de entre 23 y 31 años. Previamente habrían quitado el núcleo a los ovocitos a fin de transferir el núcleo de las células somáticas (células de la piel de un feto femenino) y una vez activados los ovocitos por la transferencia de los núcleos, los mismos se habrían desarrollado hasta el estadío de blastocito. En ese momento, los embriones fueron destruidos y sus células fueron utilizadas para “derivar” células madre o estaminales de origen embrionario (Nuclear Transfer Embryonic Stem Cells NT-ESC).

La novedad: En el artículo, los investigadores afirman: “Hemos demostrado aquí por primera vez la exitosa reprogramación de células somáticas humanas en células estaminales embrionarias (ESC) luego de una transferencia del núcleo de una célula somática (somatic cell nuclear transfer – SCNT –clonación-)”. En este sentido, ya existen experimentos de derivación de células madre embrionarias obtenidas por derivación de embriones especialmente concebidos a través de técnicas de fecundación artificial, o bien por destrucción de embriones crioconservados, que fueron originalmente concebidos para fines reproductivos y luego fueron dados para experimentación.

a) Estas células obtenidas luego de clonación (NT-ESC) ofrecerían ventajas por sobre las células madre embrionarias (ESC) obtenidas por destrucción de embriones, dado que éstas no garantizarían la compatibilidad de los tejidos que luego se desarrollen con el paciente que pueda requerir tales tejidos. Las técnicas anunciadas en Cell por clonación permitirían la obtención de tejidos con un mayor grado de compatibilidad, por cuanto las células obtenidas serían idénticas a las del receptor.

b) De este modo, una novedad estaría dada porque las células derivadas por clonación (SCNT) permitirían “generar células madre embrionarias personalizadas de las propias células somáticas del paciente” (Tachibana). Hasta el momento, esta clonación no se había logrado porque los embriones clonados no progresaban más allá del estadío de 8 células. Ahora se afirma haber logrado células madre embrionarias genéticamente iguales a la de células somáticas.

c) Además, se sostiene que estas células madre fruto de clonación (NT-ESC) tendrían mejores resultados que las células pluripotentes inducidas (iPSC) que desarrollaron Takahashi y Tamanakam (que no involucran la creación de embriones humanos) pues las NT-ESC tendrían la presencia de ADN mitocondrial originado por el ovocito, que no está presente en las iPSC.

Las críticas: el experimento despertó serias críticas de un importante sector de la comunidad científica y bioética:

a) Por un lado, se critica el empleo de técnicas de clonación para la creación de células embrionarias, lo que significa dar un paso hacia la clonación de seres humanos. Según trascendió, la técnica de “creación de embriones” habría sido prácticamente igual a la utilizada para la clonación de la oveja Dolly en 1997[2].

b) Por otra parte, no menos importantes son las críticas que señalan la problemática ética de generar embriones humanos para fines de investigación, con seria afectación de la dignidad humana y del derecho a la vida[3]. En la investigación, todos los embriones humanos concebidos por clonación fueron destruidos para la extracción de sus células y el desarrollo de los cultivos de células madre.

Este tipo de experimentos deja en evidencia la lógica productiva que domina a las técnicas de fecundación artificial, que cada vez más se convierten en mecanismos biotecnológicos de experimentación con seres humanos. En este sentido, cuando los legisladores desprotegen al embrión humano, generan unas condiciones que permiten todo este tipo de abusos por parte de poderosos intereses biotecnológicos, con grave daño de las más nociones elementales de la convivencia humana y la relacionalidad.

Es llamativa la insistencia de ciertos biotecnólogos en experimentar con embriones humanos, cuando se sabe bien que existen alternativas éticas ya probadas de desarrollos terapéuticos a partir de células madre obtenidas del cordón umbilical o bien de células adultas. Ese debería ser el camino de la investigación científica para responder a la dignidad humana y servir a los más vulnerables.


[1] Tachibana et al. Embryonic Stem Cells Derived by Somatic Cell Nuclear Transfer, Cell (2013), http://dx.doi.org/10.1016/j.cell.2013.05.006.

[2] Adrew Pollack. Cloning Is Used to Create Embryonic Stem Cells. Disponible en línea en:

http://www.nytimes.com/2013/05/16/science/scientists-use-cloning-to-create-embryonic-stem-cells.html?hpw&_r=2& [Último acceso: 16/05/2013].

[3] Éticamente inaceptable matar embriones. Disponible en línea en:http://www.abc.es/sociedad/20130516/abci-eticamente-inaceptable-matar-embriones-201305161059.html [Último acceso: 16/05/2013].

Publicar un comentario