Entrada destacada

LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO, SUS PELIGROS Y ALCANCES

lunes, 5 de agosto de 2013

Catholic Relief Services: ¿Compromiso con la doctrina católica o con el control poblacional en Madagascar?

Population Research Institute

Esta es la primera entrega de una serie de informes sobre las actividades de Catholic Relief Services, sus programas de Planificación Familiar y sus vínculos con USAID

MADAGASCAR: Una investigación del PRI sobre Catholic Relief Services (CRS) en Madagascar ha revelado que esta organización está usando fondos que aportan los católicos norteamericanos para distribuir drogas y dispositivos abortivos, así como anticonceptivos, en coordinación con algunas de las mayores organizaciones de Control Poblacional y de Planificación Familiar del mundo. 

La investigación sobre CRS en Madagascar documenta un patrón de complicidad y cooperación, de muchos años, que van desde acciones de los administradores de alto nivel a los empleados en las zonas rurales. Creemos que estos graves abusos estructurales actuales requieren una reforma fundamental en CRS y en las formas de  cómo recauda fondos y cómo lleva a cabo sus programas.

Hay que una contradicción fundamental entre cómo CRS define su identidad, "la agencia humanitaria internacional oficial de la comunidad católica en los Estados Unidos", y su participación, tanto pasiva como activa, en programas que funcionan de manera diametralmente opuesta a la doctrina católica. Mientras que los Obispos africanos se quejan amargamente de las actividades de CRS en sus diócesis, CRS viene recaudando fondos de los católicos americanos proclamando su adhesión a la enseñanza católica.

"Ningún hombre puede servir a dos amos", dice el Evangelio. Sin embargo, CRS recibe actualmente más de dos tercios -aproximadamente un 70%- de sus ingresos anuales del gobierno de Estados Unidos, principalmente a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Como es bien sabido, el programa de USAID incluye la promoción de la anticoncepción, servicios de aborto y esterilización desde la filosofía del control poblacional. Como hemos comprobado en nuestra investigación de campo, en lo que respecta a la USAID, CRS es una ONGS de las tantas que gozan de su financiamiento a condición de cumplir con los objetivos de USAID. 

Las condiciones onerosas que USAID impone a CRS a cambio de su apoyo financiero obligan a CRS a distanciarse de las enseñanzas y aún más de la Jerarquía de la Iglesia Católica en los lugares donde implementa sus programas. Simultáneamente, para no poner en peligro el 30% de sus ingresos de los católicos norteamericanos mediante los buenos oficios de los Obispos estadounidenses, CRS pone una cara católica en casa. Obviamente confían en la distancia geográfica y en que nadie pueda dar cuenta de su doble discurso. 

¿Qué es lo que sucede en Madagascar?

La cooperación internacional ha dividido el territorio de Madagascar en distritos administrativos locales llamados "comunas" que han sido asignadas a ONGs afiliadas a USAID, incluyendo CRS. Cada ONG es responsable de proporcionar "el conjunto de actividades de salud" de USAID, incluyendo drogas y dispositivos tanto abortivos como anticonceptivos, en las comunas a su cargo.CRS es responsable de implementar "las actividades de salud" en 125 comunas. 

Investigadores del Population Research Institute han confirmado que CRS cumple como cualquier otro "socio de ejecución en salud " de USAID en Madagascar, asegurando la provisión de métodos anticonceptivos y abortivos a ciudadanos malgaches en sus comunas. Funcionarios locales de USAID entrevistados por el PRI en Madagascar confirman que CRS realiza "el mismo trabajo" en planificación familiar como los demás socios de USAID. La ayuda se distribuye en los municipios a través de Agentes Comunitarios de Salud (ASC). Los ASC son trabajadores voluntarios que reciben una compensación informal y un porcentaje del dinero que recogen para la venta de anticonceptivos.

Estos funcionarios, así como otros que se entrevistaron, testificaron que los Agentes Comunitarios de Salud de CRS habrían recibido la misma formación como todos los demás trabajadores de salud de las ONG financiadas por USAID y que existen mecanismos estructurales para garantizar que todos los trabajadores de la salud usen y promuevan los mismos programas de planificación familiar, independientemente de sus ONGs.

"Nosotros, los especialistas técnicos de USAID, estamos ahí para eso, precisamente para asegurar que los ejecutores de los diferentes miembros del consorcio utilicen el mismo enfoque", dijo Jean Patrick Bourahimou, un gerente de programa de USAID-SantéNet. "Para nosotros, no hay nada especial con CRS: CRS trabaja en la planificación familiar como los demás", expresó.

Así lo confirmamos por medio de varias entrevistas con funcionarios CRS en Ciudad Tamatave. Esta práctica es la regla, no la excepción. Una supervisora zonal para CRS dijo que, "Estamos todos (las diferentes ONGs) para hacer el mismo trabajo, incluyendo en el área de planificación familiar".

Catholic Relief Service tiene cientos de trabajadores de salud comunitarios que, bajo el nombre de CRS, distribuyen anticonceptivos en Madagascar. Los Agentes Comunitarios de Salud se dividen en dos categorías: aquellos que ofrecen "servicios básicos" (condones, píldoras y referencias a centros de salud) y aquellos que ofrecen "servicios avanzados" (anticonceptivos inyectables -implanon y depo provera-). Solamente en los Estados (regiones) de Atsinanana y Androy CRS tiene más de 250 agentes que proporcionan anticonceptivos 

CARE también está en Madagascar y, también, recibe fondos de USAID. Como CRS, CARE es exclusivamente responsable por un determinado número de comunas y sus Agentes Comunitarios de Salud ofrecen el mismo tipo de servicios que ACS de CRS. Pero a diferencia de CRS, CARE discute abiertamente su compromiso con la Planificación Familiar en Madagascar, en su página web podemos leer: "En Madagascar (...) cuando (la iniciativa) comenzó, la tasa de prevalencia anticonceptiva fue aproximadamente del 11%, con métodos tradicionales y modernos combinados, muy por debajo del promedio nacional de 27%. Apenas 12 meses más tarde, el 24% de las mujeres en edad reproductiva del área de proyecto estaban usando un método moderno para planificar sus familias". [2] 

Uno se pregunta, por el trabajo de los Agentes Comunitarios de Salud de CRS, ¿cuántas mujeres han sido químicamente esterilizadas durante el mismo período de tiempo? O, para decirlo de otra forma, ¿cuántos niños han sido abortados o se les negó la existencia por la intervención de CRS?

CRS debe ser capaz de decirnos un número. Después de todo, todas las ONGs están obligadas a presentar informes periódicos a USAID sobre su desempeño en el aumento de la "tasa de prevalencia de anticonceptivos".

“Si la sal perdiera su sabor…”

Como resultado de su colaboración a largo plazo con USAID, CRS -Madagascar perdió, en efecto, su identidad católica. Es sólo una organización humanitaria secular más de las  financiadas por USAID. Esto se ilustra mejor en las tarjetas de negocios de los funcionarios de CRS y CARE que fueron recopiladas por los investigadores del PRI: los  funcionarios de CRS tenían el logo de CARE en sus tarjetas, mientras que los funcionarios de CARE el logo CRS en las suyas. (Ver foto de la tarjeta).

Por último, observamos que el jefe de la oficina regional de CRS en Tamatave, Andry Ramamonjisoa, anteriormente fue empleado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés). Como el Sr. Ramamonjisoa señaló, "Antes de este (CRS), trabajé con el UNFPA, principalmente en temas relacionados con la Planificación Familiar".

Seguramente, la historia de este hombre era conocida por el director de CRS-Madagascar cuando fue contratado y planteó ningún obstáculo para su empleo. De hecho, nos diría que su experiencia en el funcionamiento de programas de control de la población de Naciones Unidas probablemente era vista como algo favorable. Después de todo, CRS aceptó el financiamiento de USAID para llevar a cabo un programa de Control Poblacional y de Planificación Familiar, y debía convencer a USAID de su seriedad en este propósito. ¿Qué mejor manera que al contratar a un experto del Fondo de Poblaciones de las Naciones Unidas para ejecutarlo? ¿Quién mejor que un autodenominado católico que obviamente no está de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia en las cuestiones referentes a la vida? 

Pero la verdadera pregunta es ésta: ¿por qué una organización aparentemente "católica" decidiría realizar un programa tan objetivamente inmoral? ¿Fue el dinero? ¿Fue la presión de USAID? ¿Fue el abandono progresivo de su identidad católica a favor de una visión reconfortante y poco exigente de sí mismo como simplemente una agencia de ayuda humanitaria secular más?

La Iglesia Católica enseña verdades radicales para el mundo, pero estos individuos y organizaciones que se llaman "Católicos" a sí mismos están obligados a acatarlas. Population Research Institute espera que este informe, el primero de una serie de informes sobre nuestras investigaciones alrededor del mundo, sea de ayuda a los Obispos estadounidenses para llevar a cabo reformas muy necesarias en Catholic Relief Services.

[1] Christiane Wiskow, et al.  “An Assessment of Community Health Volunteer Program Functionality in Madagascar.” January 2013. <http://madagascar.usaid.gov/sites/default/files/3%20-%20Madagascar%20Community%20Health%20Volunteer%20Assessment.pdf>.

[2] Catholic Relief Services. “2012 Annual Report.” <http://www.crs.org/2012-annual-report/images/PDF/CRS-2012-Annual-Report.pdf>.

Publicar un comentario