Entrada destacada

LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO, SUS PELIGROS Y ALCANCES

sábado, 6 de julio de 2013

¿Quieres ayudar a pequeños necesitados? Esta es tu oportunidad

Transcribo la carta de un sacerdote que necesita de todos por la obra de inmensa caridad que hace:

Querido amigo Carlos:

Después del primer contacto telefónico me presento.

Soy el P. Ignacio María Doñoro de los Ríos, sacerdote español, desde enero del 2011 estoy en Puerto Maldonado, en plena selva amazónica  del suroriente peruano. Con más de 150.000 km2. Un territorio inmenso con un 80% de selva baja y 20 % entre ceja de selva y alta montaña.

La población supera las 300.000 personas, con una gran variedad de procedencias. Las etnias indígenas son más de veinte, matsiguengas, yines, esse ejas, harambut, yaminaguas, casinaguas, etc. Otro gran grupo lo conforman las personas de origen quechua, y un elevado número de inmigrantes de otras zonas de Perú, así como de países limítrofes y descendientes de europeos y japoneses.

Puerto Maldonado, capital del departamento de Madre de Dios, tiene más de 100.000 habitantes, y una problemática complicada y extrema. La pobreza y la búsqueda de recursos naturales impactan tanto en el medio ambiente como en la forma de vida de sus habitantes. La tala ilegal de árboles, la minería aurífera en los ríos, la prospección de pozos de gas y petróleo, conforman un sistema de vida depredatorio de la naturaleza, pero sobre todo de la vida y costumbres de la gente inmersa en este mundo, donde la informalidad, la ilegalidad, la prostitución, el alcoholismo, el abuso y abandono de menores es el modus vivendi “natural”. Tan solo llevan cien años desde que llegaron aquí los primeros misioneros.         

El sistema familiar es casi inexistente. Las parejas se conforman sin mayor vínculo que la conveniencia momentánea, y se deshacen por cualquier motivo. Lo común es encontrar madres con hijos de dos, tres, o cuatro padres diferentes, en la mayoría de los casos desamparados o abandonados a su suerte o al cuidado de sus abuelos, si los hay, y éstos sin recursos para alimentarlos o darles una vida digna. Continuos crímenes de aborto…

Por desgracia en demasiadas ocasiones, al encontrar la madre una nueva relación abandonan a sus hijos o son víctimas de abusos o malos tratos por sus padrastros…

Y este fue “el capricho de Dios” crear un segundo Nazaret, si el primer Hogar Nazaret estuvo en Palestina, Jesús Niño vuelve a encontrar el amor de una familia en el nuevo Hogar Nazaret de Perú.

Cuando los rostros del niño y de Cristo se confunden es imposible mirar a otro lado. El Amor de nuestros amores enfermo, con hambre y frío, abandonado, sin ser importante para nadie… Guardaos de menospreciar a uno de estos pequeños; yo os digo que sus ángeles, en los cielos, ven continuamente el rostro de mi Padre que está en los cielos (Mt 18,10). El que acoge a uno de estos, mis pequeños hermanos, me acoge a mí... (Mt 25, 31-46).Estamos acogiendo a los niños más pobres entre los pobres, es el mismo Jesús el que nos da la oportunidad…

El Hogar Nazaret es mantenido por los Pequeños Hermanos del Corazón Inmaculado de María, comunidad de reciente fundación. Formamos una comunidad toda de María. Su imitación nos dicta lo que debemos que hacer en cada momento (cf. Jn 2,5). No tendría razón de ser esta Obra de Amor si no es para crecer en el amor a la Santísima Virgen, para difundir, promover y animar su culto.

Desde hace un año, por la gran crisis económica que azota a Europa, no recibimos ninguna ayuda del extranjero, vivimos de la caridad de las gentes del lugar. Estoy conformando una web con la esperanza de conseguir algún apoyo económico www.hogarnazaret.es.

Son los pobres los que ayudan a los pobres, ellos conocen nuestra labor. Vivimos en la “zona roja” en el Asentamiento Humano El Bosque. Jirón Tacna ED de Puerto Maldonado, es emocionante recibir “el óbolo de la viuda”…

No podemos cerrar el hogar, no puedo aceptar echar a los niños a la calle. Necesitamos ayuda económica urgente. Hacer una buena propaganda del Hogar Nazaret y que Dios cumpla su sueño. No puedo echar al Niño Jesús a la calle.

Muy agradecido de antemano.

Unidos en los Corazones de Jesús y María.

P. Ignacio María Doñoro de los Ríos

www.hogarnazaret.es

Publicar un comentario