Entrada destacada

LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO, SUS PELIGROS Y ALCANCES

miércoles, 11 de agosto de 2010

Detrás de las críticas contra la posición de los católicos ante el “matrimonio” homosexual

Por Teófilo de Jesús

La meta de nuestras "vanguardias" es de liquidarnos, y mientras más pronto, mejor.

Amigos, esto a propósito de la reciente decisión legislativa en Argentina legalizando el "matrimonio" entre personas del mismo sexo, y las varias reacciones a ello.

La objeción a "la posición religiosa" por ser esta "religiosa" es una mentira, una falacia inventada precisamente para marginarnos.

En una democracia nosotros tenemos el derecho de usar nuestras conciencias para influir el bien común. Ese derecho no se disuelve cuando nuestra conciencia es católica. Yo no estoy obligado a dejar mi fe y mis convicciones en la puerta de mi casa para contribuir al bien común. Negarme ese derecho es tiranía.

Peor aun, no solamente se nos quiere quitar ese derecho, mas también se nos quiere silenciar con el ridículo, el vituperio y la marginación. Los agentes de la "vanguardia" y de la supuesta "tolerancia" quieren usar los órganos del estado para acorralarnos y controlarnos, para imponer su moralidad sobre nuestras conciencias a la vez que gritan y chillan que las víctimas son ellos.

A la larga, los "tolerantes" buscan hacer de nuestras iglesias y de los pocos espacios de educación que nos queden algo así como las reservaciones de los indios en Norteamérica: corrales subculturales donde no le hagamos supuesto daño a la cultura dominante y donde a la vez nos puedan vigilar, hasta el día que tengan suficiente poder para silenciar nuestra voz permanentemente. A los indios se les asfixia lentamente, pero el hacha "progresista" caerá sobre nosotros cuando la mayoría de la población, hipóxica por la porquería que se le inyecta en las escuelas y en los medios, les importe poco o nada el devenir de las personas de conciencia cristiana. Es más, llegarán a pensar que reprimirnos es un castigo merecido. Nos encontramos en la alborada de una nueva tiranía y era de persecución de a gente de conciencia.

Amigos, esta es la agenda de las vanguardias. Y si ellos creen que vamos a desaparecer en el silencio de la noche sin chistar y con la cabeza baja, se van a llevar tremendo chasco.

Publicar un comentario