Entrada destacada

LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO, SUS PELIGROS Y ALCANCES

miércoles, 14 de mayo de 2008

Creer en extraterrestres no se opone necesariamente a la fe

Creer en la posible existencia de vida extraterrestre no se opone necesariamente a la doctrina católica.

La astronomía tiene un valor profundamente humano. Es una ciencia que abre el corazón y la mente. Nos ayuda a colocar en la justa perspectiva nuestra vida, nuestras esperanzas, nuestros problemas. En este sentido es también un gran instrumento apostólico que puede acercar a Dios.

Con relación al origen del universo, la teoría del "bing bang" parece ser la más plausible, y que no contradice a la Biblia. No le podemos pedir a la Biblia una respuesta científica aquí. Al mismo tiempo, no sabemos si en un futuro cercano la teoría del “bing bang” será superada por una más completa y precisa explicación sobre el origen del universo.

La existencia de vida extraterrestre es posible, incluso si hasta ahora, no tenemos prueba de ella. Pero ciertamente en tan grande universo esta hipótesis no puede excluirse.

Así como existe una multiplicidad de criaturas sobre la tierra, así también puede haber otros seres, incluso inteligentes, creados por Dios. Esta no es una contradicción con nuestra fe, porque no podemos establecer límites a la libertad creadora de Dios. Para decirlo con San Francisco, si podemos considerar algunas criaturas terrestres como “hermanos” o “hermanas”, ¿por qué no podemos hablar de nuestro “hermano extraterrestre”? Él también pertenecería a la creación.

Referente a la oveja perdida de la parábola del Evangelio, podemos pensar que en este universo puede haber 100 ovejas, equivalente a distintas clases de criaturas. Nosotros, que pertenecemos a la especie humana podríamos ser precisamente la oveja perdida, los pecadores que necesitan pastor. Dios se hizo hombre en Jesús para salvarnos. De esa forma, asumiendo que existiesen otros seres inteligentes, no podemos decir que necesitan redención. Podrían haber permanecido en total amistad con el Creador.

¿Y qué pasaría si fueran pecadores? Jesús se hizo hombre una vez para siempre. La encarnación es un evento único. Entonces estoy seguro que ellos, de alguna manera, tendrían la opción de disfrutar de la misericordia de Dios, así como ha sucedido con los seres humanos.
Publicar un comentario